¿Qué es una lesión personal?

Ocurre una lesión personal cuando una persona le causa daño a otra, como resultado de su negligencia, imprudencia o conducta intencional. Dichas lesiones pueden incluir un daño físico, mental o emocional. Las lesiones personales pueden suceder en cualquier lugar. La mayoría se produce en los accidentes automovilísticos, pero también pueden ocurrir en el hogar, las áreas públicas o en el lugar de trabajo. Las lesiones causadas por responsabilidad por errores u omisiones en la práctica profesional del médico [medical malpractice] o del odontólogo [dental malpractice] también se consideran como lesiones personales.

Cualquier persona que tenga una lesión personal puede presentar una demanda contra la persona u organización que le causó la lesión. Si la persona lesionada resultó tan grave que no puede interponer la demanda por su propia cuenta, ésta puede interponerse por un cónyuge, un padre, pariente cercano o persona con poder notarial.

Por lo general, las demandas servidas de las lesiones personales pretenden recuperar los daños y perjuicios para que la persona lesionada pueda reponer los bienes dañados de su propiedad (por ejemplo, la reparación de un coche accidentado) y el pago de los gastos de atención médica, la pérdida de ingresos futuros o cualquier otro gasto ocasionado por la lesión. La demanda también puede reclamar el pago de una suma de dinero para indemnizar la víctima por el dolor, sufrimiento y/o angustia emocional causados por la lesión. Dicho de otra manera, el objetivo de la demanda es hacer que la persona o empresa responsable, pague dinero para que la víctima vuelva a la posición en que habría estado si la lesión jamás se hubiera producido.

En casos extraordinarios, en donde se ha comprobado que la conducta del demandado fue intencional o especialmente censurable, es posible obtener daños punitivos además de los daños y perjuicios.

Para ganar una demanda derivada de las lesiones personales, es necesario que se compruebe tres factores clave.

  • Quién fue negligente
  • Que el accidente causó las lesiones
  • Y que las lesiones merecen ser indemnizadas.

La indemnización por lesiones personales

La indemnización por una demanda derivada de lesiones personales, tiene por objeto asegurar que la persona lesionada sea restaurado—en la medida que sea posible—al nivel de salud, trabajo, actividad y estilo de vida que gozaba antes de la lesión. En caso de una lesión grave, catastrófica o la muerte, una demanda derivada de lesiones personales también puede incluir una condena por el dolor y sufrimiento físico y mental causado por el accidente, así como las consecuencias económicas y personales de la lesión.

La lesión puede ser tan severa que la persona jamás gozará del mismo nivel de salud o capacidad para realizar las actividades normales de que era capaz antes del accidente. En estos casos, el convenio conciliatorio de una lesión personal suele incluir:

  • Los gastos de atención médica a largo plazo.
  • El costo de la rehabilitación física.
  • El pago de los salarios que la víctima habría cobrado si no se hubiera lesionado.
  • Los costos de capacitación profesional para que la víctima busque trabajo en un campo diferente que acomode su discapacidad.
  • Una indemnización adicional por el dolor a largo plazo, así como la angustia mental y emocional.

Si usted o alguien cercano a usted tuvo que pagar los gastos de atención médica como consecuencia directa de las lesiones sufridas en un accidente, una demanda de responsabilidad civil por lesiones personales puede ser una manera razonable y eficaz para asegurar que usted tenga los medios para recuperarse plenamente. Para mayor información, comuníquese con un abogado de la red de abogados de Jacoby & Meyers para platicar de su situación.

Muchos accidentes implican factores ocultos que juegan un papel importante en la causa de éstos y que pueden ser completamente invisibles en el escenario de los mismos. Estos factores pueden incluir los defectos de un producto peligroso (como una camioneta a que le hizo mal uso o que no le hizo mantenimiento regular, o los equipos en el trabajo que provocó un accidente), errores mecánicos (alguien que cometió un error utilizando los equipos) o defectos en el diseño (el equipo no es adecuado para su uso previsto). Los accidentes también pueden ser causados por decisiones humanas, errores de apreciación o crímenes. Un abogado con experiencia en juicios de responsabilidad civil por lesiones personales, conoce estos factores ocultos y cuenta con los recursos para averiguar si alguno de ellos podría haber contribuido a su accidente y lesiones.

¿Cuáles son los tipos de lesiones personales?

Una lesión personal puede ser cualquier herido físico, emocional o psíquico. Varían desde las lesiones físicas relativamente menores hasta las lesiones catastróficas a los ojos, el cerebro, la médula espinal, los brazos o las piernas.

Las lesiones graves pueden ocasionar la muerte. En una demanda de responsabilidad civil por lesiones personales, en la que fallece la persona lesionada, dicha demanda sólo recuperará los gastos de atención médica y demás gastos incurridos antes del fallecimiento. Una demanda especial, que se llama demanda por muerte injustificada, debe iniciarse para que la familia pueda recuperar otras pérdidas, tales como los ingresos futuros, que la persona podría haber proveído a su familia si hubiera sobrevivido.

Las lesiones personales que ocurren en el hogar, los lugares públicos y las empresas, pueden comprender las de una amplia gama de causas, entre ellos, los incendios, la caída de objetos y las mordeduras de perro.

Recientemente, las bromas y publicaciones maliciosas en Internet han causado lesiones mentales y emocionales que dieron lugar a demandas judiciales. También van aumentándose las lesiones provocadas por incidentes de violencia en el trabajo y los delitos.

¿Qué se debe hacer después de haber sufrido una lesión personal?

En el caso de cualquier accidente, el tiempo es crítico. Esto significa que usted debe reunir la mayor cantidad de información posible y documentar los hechos que ocurrieron en el escenario del accidente cuando apenas suceden.

Una vez que usted abandone el escenario de un accidente y se despeje el área, desaparecen los testigos y los detalles del accidente. La recopilación inmediata de tanta información como sea posible, asegurará que usted tenga la mejor oportunidad de imponer y ganar una demanda derivada de lesiones personales, en el caso de que usted fue lesionado. A continuación se presentan algunas directrices para documentar lo sucedido:

  • Anote la hora, fecha y ubicación del accidente. Describa cualesquier condiciones anormales. Lluvia, neblina, hielo, construcción, tráfico pesado, etc., en un accidente automovilístico. Cualesquier riesgos, la humedad, la construcción u otras condiciones, en el caso de accidentes en un lugar de trabajo, hogar o lugar público.
  • Reúna la mayor cantidad posible de información en el escenario. Asegúrese de incluir los datos de contacto de las personas involucradas en el accidente, los testigos o los propietarios del vehículo o de la propiedad.
  • Tome fotografías. Los teléfonos celulares y las computadoras tienen cámaras. Utilícelas para documentar los detalles de la escena. Preste mucha atención a los riesgos o condiciones anormales del área.
  • Identifique a los testigos. Consiga sus nombres y datos de contacto.
  • Obtenga atención médica para usted mismo y para cualquier otra persona involucrada en el accidente. Aún en el caso de que usted se sienta bien, vaya inmediatamente después del accidente con un médico o visite a un centro de atención médica urgente.
  • En un accidente automovilístico o un acto de violencia, haga un informe policiaco, si no había policía en la escena. Dicho informe genera una constancia del accidente y de las partes involucradas. Evite la admisión de cualquier responsabilidad suya o echarle la culpa a los demás por lo que sucedió. Sólo hable de los acontecimientos del accidente: Quién, qué, dónde y cuándo. Otra vez, no admita ninguna responsabilidad y no le eche la culpa a otros de lo que sucedió.
  • Póngase en contacto de inmediato con un abogado que se decida a los asuntos derivados de responsabilidad civil por lesiones personales.

También debería informarle a su aseguradora del accidente, pero hable con su abogado antes de conciliar con ellos.

Los accidentes en el lugar de trabajo

Si usted tiene un accidente en su lugar de trabajo, siga las directrices de la empresa sobre la documentación y denuncia de accidentes. Obtenga los nombres de cualesquier testigos y anote las condiciones anormales o peligrosas. Reporte el accidente de inmediato. Consulte a un médico, incluso si usted no cree que tiene ninguna lesión grave. Siga el procedimiento de la empresa para la entrega de informes y presente oportunamente todos los trámites.

¿Para qué comunicarse inmediatamente con un abogado que se dedica a los asuntos de responsabilidad civil por lesiones personales?

En muchos casos de responsabilidad civil por lesiones personales, las personas lesionadas eligen representarse a sí mismas, sin consultar a un abogado. Esto es algo común, sobre todo cuando la reclamación supone una cantidad de dinero relativamente pequeña y la gente que causó el accidente cuenta con seguro.

Sin embargo, es imposible saber la gravedad de las lesiones en el momento del accidente. Lo que en un principio parece un evento relativamente insignificante, puede llegar a ser algo mucho más peor.

Las heridas pequeñas pueden convertirse en problemas con enormes costos a corto y largo plazo. Hable con un abogado que se especializa en temas derivados de las lesiones personales, incluso cuando la lesión parece irrelevante, pues un abogado con experiencia entenderá todos los factores que pudieran haber contribuido al accidente y todos los posibles efectos a corto y largo plazo.

Hemos aquí las razones por las cuales usted debe ponerse en contacto con un abogado una vez que esté involucrado en un accidente, no importa lo insignificante que pueda parecer a primera vista.

  • Un abogado puede determinar los “factores ocultos”, que podrían haber contribuido al accidente. Un retraso de uno o dos días puede significar la pérdida de datos críticos.
  • Puede que no sean aparentes las lesiones o daños en la escena del accidente. Las personas experimentan un torrente de adrenalina inmediatamente después del accidente que pueda enmascarar las lesiones de 36 a 48 horas.
  • Aunque a todos nos gusta creer que todo el mundo es honesto, suele suceder que las personas traten de modificar sus historias cuando se dan cuenta de que podrían responder financieramente por un accidente. Otras personas inocentemente olviden los detalles del accidente con el paso del tiempo.
  • Es posible que las aseguradoras respondan muy rápido para llegar a un convenio conciliatorio con el fin de optimizar sus costos.
  • La responsabilidad de un accidente puede ser más compleja de lo que parece a primera vista. En caso de que el accidente automovilístico fuera causado por una pieza defectuosa o reparación de mala calidad, éstas no serían evidentes en la escena.

Consultar a un abogado especializado en los temas derivados de lesiones personales poco después del accidente, puede asegurar que usted tenga la información y los consejos necesarios para recibir un trato y recuperación justos en cualquier accidente. Con los abogados afiliados a Jacoby & Meyers, la conversación inicial es gratuita.

¿Quién puede resultar responsable de los daños personales?

La indemnización de los gastos de servicios a la salud y de propiedad que fueron provocados por un accidente, dependerá de quién fuera negligente o quién tuviera la culpa del accidente. Suele pasar que esta determinación no sea tan definida que cuando ocurrió el accidente.

Son muchos los factores que puedan implicarse en la causa de un accidente. Puede que algunos de éstos no sean aparentes en el momento del accidente. Un buen abogado que se dedica a los temas de responsabilidad civil por lesiones personales, sabrá cuáles son y contará con los recursos para investigar y documentarlos en su caso específico.

A continuación se presentan ejemplos de individuos u organizaciones que puedan resultar responsables de un accidente específico y de las lesiones personales que resultan.

El propietario del vehículo o de la propiedad. La empresa que alquila un local. O los padres, si la persona que causó el accidente fue menor de edad.

Las organizaciones de servicios. Las organizaciones que prestan servicios a parques y edificios, pueden resultar responsables de una lesión personal, si su descuido u otra acción contribuyeron a un accidente.

Los patrones. Los patrones pueden ser responsables cuando sus empleados provocan un accidente. En los casos de lesiones laborales, el seguro contra los accidentes de trabajo establece las condiciones y el pago indemnizatorio correspondiente. Sin embargo, la responsabilidad del patrón podría ser mayor de lo que señala el seguro, en el caso de que éste tuviera conocimiento de una condición insegura y no hiciera nada, o si desactivara un dispositivo de seguridad o provocara que los empleados deliberadamente tomaron atajos inseguros en el desempeño de sus deberes.

Los terceros en un lugar de trabajo o un negocio. Un “tercero” se refiere a un negocio que fabrica algún producto que compra la empresa o que presta un servicio a otra empresa. Si el producto o empleado del tercero provoca un accidente, puede resultar responsable dicho negocio por las lesiones personales causadas. Un trabajador que se lesiona por un tercero, puede interponer una demanda de responsabilidad civil por lesiones personales en contra de éste, ya que esto se encuentra fuera de las condiciones establecidas por el seguro contra los accidentes de trabajo.

Organismos gubernamentales. Los diferentes organismos gubernamentales se responsabilizan por el cuidado y mantenimiento de las calles y áreas públicas. Un organismo gubernamental local, estatal o federal puede resultar responsable, si existen condiciones inseguras en una zona en la que es responsable, si la zona se ha vuelto un lugar peligroso o si un lugar bajo construcción genera condiciones peligrosas.

Algunos organismos gubernamentales son los encargados de supervisar las acciones de ciertas industrias u organizaciones, como la industria transportista. Si dicho organismo no identifica situaciones peligrosas o insalubres, éste puede ser responsable de las lesiones personales que resulten.

Los fabricantes. Los fabricantes pueden ser responsables por las lesiones personales causadas por el diseño o fabricación de una pieza o producto.

Servicios de reparación. También pueden ser responsables, los servicios de reparación que realicen una reparación inadecuada, si dicha reparación indebida contribuye a un accidente.

Las demandas que involucren fuentes indemnizatorias no amparadas por el seguro, requieren conocimientos e investigación. Abogados confiables de Los Ángeles, como los afiliados con Jacoby & Meyers, se especializan en los temas relativos a lesiones personales y conocen dichas fuentes posibles de responsabilidad. Cuentan con investigadores que saben cómo llevar a cabo una investigación de los aspectos específicos del accidente, así como la experiencia jurídica para llevar un juicio hasta su resolución definitiva.

¿Cuánto puede ser la condena por concepto de indemnización a raíz de una lesión personal?

El propósito de una demanda por lesiones personales es responder por los daños mentales, físicos, emocionales y económicos que causaron las lesiones incurridas como resultado de las decisiones o actos de otro. En los casos en que las lesiones sean graves o que cambien la vida, la indemnización puede tomar en cuenta el costo de los cambios que afecten la capacidad de una persona para cuidarse a sí mismo, trabajar, mantener relaciones personales o seguir gozando de los pasatiempos que tenía antes del accidente.

La indemnización por daños y perjuicios en un asunto derivado de lesiones corporales, se dividen en dos categorías: los daños y perjuicios indirectos e directos.

Los daños y perjuicios indirectos son de un monto específico y medible, que puede documentarse, principalmente los gastos de atención médica y los salarios caídos.

Los daños y perjuicios directos no son tan fáciles de medir, ya que incluyen factores como el dolor y el sufrimiento, el sufrimiento emocional y los costes a largo plazo, pues la persona ya no puede trabajar o seguir el estilo de vida que tenía antes del accidente.

Los daños punitivos son una condena por mala conducta y normalmente no son permitidos en los casos relativos a accidentes. Son apropiados los daños punitivos en aquellos casos en los que hay una violación a la ley o que las lesiones fueron causadas de forma deliberada.

El monto indemnizatorio dependerá principalmente de la gravedad de la lesión. Una lesión grave como la pérdida de una extremidad, una lesión de la médula espinal o el daño cerebral, recibirá la mayor suma en un convenio conciliatorio, pues estas lesiones suelen tener efectos físicos a largo plazo junto con un dolor físico y sufrimiento intensos, y causan importantes cambios en el estilo de vida.

Determinar la recuperación adecuada y los responsables de un accidente y las lesiones que resultan, pueden convertirse rápidamente en un proceso complejo. Los abogados que se especializan en estos tipos de asuntos tienen la experiencia y los recursos para realizar estos cálculos y determinar la mejor forma de llevar a cabo una demanda para recuperar esos gastos.